Fuerza

Levantó una piedra con bronca

Con sus manos

Blancas y tersas

Poseídas por algo

Al girar me miró, todavía era linda

El espacio entre nosotros ya se estaba escapando

Espontáneos

Los rostros, los nuestros

Las hojas, el frío

Sus ojos azules inmensos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: