Eso de los ojos

Hablemos que total no existís

pero exististe y fuiste tanto

existís y existirás,

y no, ni nunca.

Hablemos, si al fin sos atemporal y sin persona;

no estás en nadie

salvo en mí

que no duermo día y noche

pobrecita mi piel, por vos

Nos maltratamos, ¿te acordás?

y ahora, dijo el doctor

continuaríamos haciéndolo.

Yo pensaba en tomarnos unas vacaciones… cierta paz

aunque nos extrañaríamos y cómo!

concluí que a tu estado improbable de existencia

a eso,

le agregaríamos lo terrible de estar lejos,

por ser tan brutos nomás,

en el manejo del sonido

al mirarnos los ojos.

Cada vez que la visito a mamá

o cuando eso suceda

tu corporalidad cae de lo mas pesada

estoy un cadalso

estirado de pies, y manos.

Lo soporto feliz

con tal de re-encontrarte,

descreer de un no ser tuyo que a veces concibo hasta la soledad más acabada,

ignoro si tiene algún nombre dicha enfermedad.

Puedo lidiar con esto, yo

mi andar cotidiano y el reloj de metal que compré en Río

con la muerte del hamster, o con el homicidio del pájaro carpintero

puedo admitir que él se vaya, pero mamá

                                                                 que ni se anime a dejarme solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: