Eso de los ojos

Hablemos que total no existís pero exististe y fuiste tanto existís y existirás, y no, ni nunca. Hablemos, si al fin sos atemporal y sin persona; no estás en nadie salvo en mí que no duermo día y noche pobrecita mi piel, por vos Nos maltratamos, ¿te acordás? y ahora, dijo el doctor continuaríamos haciéndolo.Sigue leyendo “Eso de los ojos”

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo? Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo. Que nadie establece normas salvo la vida. Que la vida sin ciertas normas pierde forma. Que la forma no se pierde con abrirnos. Que abrirnos no es amar indiscriminadamente. Que no está prohibido amar. Que también se puede odiar. ComoSigue leyendo “¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?”

Diálogo de regreso / Ida

¿Por qué tanto miedo hijo? Ya no puedo hacer más que pedir perdón, sabes bien que daría los años que me quedan por borrarnos los ecos. Aunque pocos, es todo lo que tengo, y aquello sucedió. No se cambia hacia atrás ni mejoras tan enojado. Abre ya los ojos, relaja el ceño; conozco las razonesSigue leyendo “Diálogo de regreso / Ida”