Miserable Sur

Vos eras del barro y desapareciste, por seguirte el barro me cubrió. Me costó regresar con tu tierra sucia a donde no estabas. No sé qué fue lo atractivo de una orilla tan anticipada y seca, incluso me avisaste… ¡extranjero!, cuidado, lo que estás viendo es barro, Riachuelo, no es tu cosa Don Pedro. YoSigue leyendo “Miserable Sur”